Mi agenda de conciertos para el FIB

PAU BELLIDO. Plácida siesta en la zona de acampada del FIB.

PAU BELLIDO. Plácida siesta en la zona de acampada del FIB.

Se acabó la siesta. Ya está aquí el FIB. Con más guiris que nunca (ya son mayoría) y si la lluvia no corta el rollo, como predice la Agencia Estatal de Meteorología (¡qué susto esta mañana!). Tras los aperitivos de anoche, con la Cita con la Danza en el Torreón y la inauguración de la ruta de instalaciones artísticas del FibArt, llega el momento de los conciertos, con una oferta de 102 actuaciones de bandas de todo el mundo (los que más: 30 españoles, 27 británicos y 19 norteamericanos), que también coincidirán con las propuestas de teatro, el festival de cortometrajes, la pasarela de moda y el curso de verano de la UJI sobre el montaje de un espectáculo teatral.

El IX Festival de Cortos FIB se desarrolla entre hoy jueves y el lunes en el Teatre Municipal de Benicàssim con la selección más internacional y ambiciosa de su trayectoria, en doble sesión (13.00 y 16.30), por 2,5 euros con pulsera y con un jurado de aúpa, que seguro provocará revuelo en la zona VIP del recinto: Eduardo Noriega, Joaquín Reyes, Espido Freire, Estíbaliz Gabilondo y Elena Gómez. Dos apuntes previos más: el FIB estrena este año emisión televisiva por internet (FIB TV) y también ofrece por primera vez servicio de alquiler de bicicletas
–más vale tardísimo que nunca jamás- a través de Do You Bike.

En los últimos años se ha convertido ya en un clásico que aparezcan rumores que atacan el prestigio del festival, cuyo foro por ejemplo ha generado sus propios exiliados; y más en el verano de la estéril y autodestructiva guerra de los festivales, en la que los propios promotores han entrado al trapo, a mi modo de ver de forma totalmente innecesaria, como se puede apreciar en el vídeo que ha distribuido el propio FIB a través de su lista de correo (abajo). Como dice mi madre, quien tiene la razón es el que ha de callar.

Yo me quedo con la música y aprovecho que tengo el festival al lado de casa. Durante los diez años que he trabajado para el periódico del festival y cubriendo el FIB para otros medios de información general he tenido la oportunidad de ver de cerca cómo funcionan algunas cosas de tan gigantesco evento. Es inevitable: cuando una cita así se hace tan grande pierde agilidad, reflejos y cercanía con el público; puede que todo se haga más pragmático. Quizás demasiado. Pero como voy a tratar de explicar a continuación, grupo por grupo, hay un buen puñado de razones para volver a disfrutar del FIB.

Esto no es más que una guía para ver los grupos que me apetecen, por distintas y subjetivas razones. Por días, horarios, escenarios y con enlaces a sus myspace. Con algunos solapamientos, pero espero que viable. Por si a alguien le puede servir. Se admiten -y se agradecerían- sugerencias.

Jueves, 17. FibStart

20.00–20.30. Escenario Verde. Aldo Linares. Un tipo simpático e inteligente, el dj y músico peruano afincado en Madrid es el que siempre ha pinchando la primera canción que suena en el FIB, todo un enigma hasta que lo hace. Desde el rock’n’roll de tupés al pop electrónico, también su propio technopop, pasando por todos los referentes del festival. Digamos que es uno de sus ideólogos.

20.30–21.20. Escenario Verde. Krakovia. El “supergrupo” de moda, con más y mejor pose. Liderados por la espectacular Vinila Von Bismark, cuentan con Petra Flurr, David Kano (Cycle) y Guille Mostaza (Ellos) entre sus miembros y con un álbum, “Road Movie”, que suena a todo menos a disco de debut. Pese a la insistencia de Subterfuge, a mí no me acaban de molar; me parece todo demasiado precocinado. Pero tengo ganas de verlos, por curiosidad y porque he leído que son buenos en directo.

22.00–23.00. Carpa Vodafone Fib Club. Single. Algunos lo tachan de tontipop y otros de pop pijo, pero a mí lo que hacen Teresa Iturrioz e Ibon Errazkin me va desde los tiempos de Le Mans y Aventuras de Kirlian. Este tipo de grupos, aunque duela decirlo, suele naufragar en grandes escenarios y festivales, pero las canciones de su disco “Pío pío” creo que tienen entidad suficiente para aguantar el tirón.

22.50–00.20. Escenario Verde. Sigur Rós. Según como les dé quizás sean demasiado rallantes para un directo festivalero, pero si aciertan en el tono pueden ser un puntazo. Porque los islandeses son capaces de generar sonidos ambientales, abismales, susurrantes, cinematográficos, de los que te tocan la fibra. Música superabstracta para abrirse de oídos.

1.20–2.20. Carpa Vodafone Fib Club. Facto Delafé y Las Flores Azules. España ya no se ha quedado en cuartos en la Eurocopa y habrá que ver qué canta Óscar D’Aniello cuando llegue ese pasaje en la canción “Enero en la playa”, del guapísimo ‘El Monstruo de las Ramblas’. Ese disco me atrapó hará cerca de dos años y todavía no los he visto en directo. Uno de los grupos españoles que mejor dicen el pop.

2.10-3.10. Escenario Verde. Black Lips. Sí, en el FIB también se puede escuchar buen garage-punk procedente de Atlanta, con guitarras fuzz, ritmos frenéticos y voces gritonas. Sabiendo con quien voy esta noche al festival, seguro que los veré de cerca. Puede estar guapo.

3.00–4.00. Carpa Vodafone Fib Club. Battles. Sólo podré verles un ratillo porque These New Puritans tienen preferencia. Sólo he oído las cinco canciones que tienen colgadas en el myspace. Son de Nueva York, le llaman ‘math rock’ a lo que hacen y suenan realmente bien. Creo que me va a costar irme al Escenario Verde.

3.30–4.20. Escenario Verde. These New Puritans. “Elvis” (vídeo de abajo), “SW o RDS of truth”, “Numbers AKA Numerology”… Su disco ‘Beat Pyramid’ tiene unas cuantas canciones que en directo pueden ser la bomba. Están en la línea del post-punk que tanto pega pero tienen un sonido y una forma de montar las canciones, con constantes cambios, muy particular. Uno de los grupos que más me apetece ver este año y que no entiendo por qué los han metido tan tarde y además el jueves.

Viernes, 18. Distorsiones históricas y disco-pop.

18.40–19.30. Carpa Vodafone Fib Club. The Rumble Strips. Divertidos. Una mezcla de soul y pop –por momentos suenan a The Smiths, como en “Girls and boys in love”- que puede ser de lo más entretenido en directo. Creo que van a ser ideales para empezar a desentumecer los músculos de cara a los tres días grandes.

19.00–20.00. Carpa Vodafone Fib Club. El Columpio Asesino. Surgidos del Proyecto Demo 2001 del propio FIB, el grupo navarro parte del rock como excusa perfecta para experimentar en diferentes direcciones. Fluor_kin tuvimos la suerte de compartir cartel con ellos en el So Musical Event (Some) de 2004 y la verdad es que en directo son unos bestias.

21.00–21.50. Escenario Verde. Babyshambles. En el FIB de 2006 la banda de Pete Doherty se descolgó con un conciertazo en la carpa Fib Club después de una gran incertidumbre por el estado en el que iba a llegar a Benicàssim. Entonces tenían las poderosas bazas de ‘Down in Albion’, producido por todo un Mick Jones (The Clash, pero es que ahora vienen con un espléndido ‘Shotter’s Nation’.

21.30–22.30. Carpa Fiberfib.com. El Ghincho. Uno de los fenómenos de la temporada, con más de 300.000 visitas en su myspace, que le ha llevado a girar a nivel internaiconal. Como dice la web del FIB, lo que hace Pablo Díaz-Reixa es algo tan sencillo de enunciar como difícil de materializar: “naturalizar un puzzle estilístico para entregar canciones alegres, sin que esto signifique que sean superficiales”. Tengo ganas de verlo en directo.

22.20–23.20. Escenario Verde. New York Dolls. David Johansen y Sylvain Sylvain, los dos supervivientes, están algo viejunos, pero merecen todo el respeto, porque viajan por todo el mundo con una extensa ristra de canciones para liarla bien liada, procedentes de dos obras maestras que sentaron las bases del punk-rock: ‘New York Dolls’ (1973) y ‘Too Much Too Soon’ (1974). Influyentes hasta hoy mismo, 35 años después. Leyenda viva. Imprescindibles.

23.30–00.30. Carpa Vodafone Fib Club. Spiritualized. Una de esas cosas incomprensibles que pasan a veces en el FIB: su concierto se solapa con el de My Bloody Valentine, dos grupos que probablemente gusten a la misma gente, como me ocurre a mí. Las melodías entrelazadas entre guitarras ruidosas de Jason Pierce hicieron historia con Sapacemen 3 y siguen sonando a gloria, como en el último disco de Spiritualized, ‘Songs in A&E’. Veremos lo que se pueda.

23.50-1.00. Escenario Verde. My Bloody Valentine. Para mí, uno de los principales atractivos del festival este año. Su disco ‘Loveless’ (¡de 1991!) es uno de los que más veces he escuchado sin cansarme, en especial una canción que me encanta: “I only said”. Una orquesta de distorsión de guitarras deliciosamente malsonantes, envolventes, evocadoras, que crean atmósferas cinematográficas. Me los perdí cuando taloneaban a The Jesus & Mary Chain en su gira de 1992 porque no tocaron en la sala Arena de Valencia. Espero poder disfrutarlos. Y por lo que he visto por ahí (en el vídeo de abajo, el pasado mayo en Londres) siguen en forma.

1.00–2.00. Carpa Vodafone Fib Club. La Casa Azul. Soy de los que piensan que Guille Milkyway es el mejor fabricante de estribillos redondos de este país, pese a que el frikismo lo apeara de su carrera eurovisiva. Me mola que canciones como “La Revolución Sexual” suenen en Benicàssim de voz de su autor y que las disfrutemos todos sin complejos. A bailar y sonreír.

1.30–2.30. Escenario Verde. Róisín Murphy. Al disco-pop de esta irlandesa ya lo comparan con el de Chaka Khan o Donna Summer. Procedente de Moloko, tiene una presencia como para hacer del escenario un club en el que canciones como “Let me know”, “Dear Miami” o “Overpowered” pongan patas arriba el recinto del festival.

3.00–4.00. Escenario Verde. Mika. Otro llenapistas. Mikahil Holbrook Penniman Ismaili, Mika, tiene una buena colección de ‘hits’ poperos, encabezados por “Relax, take it easy”. Hasta que el cuerpo aguante.

Domingo, 20

20.00-21.00. Escenario Verde. Leonard Cohen. El poeta, escritor, cantante y compositor canadiense tiene 73 años y hace 20 que no actúa en España. Muchos de los grupos que me gustan lo idolatran; no lo citan como influencia, sino como referente. Su forma tan grave de cantar -casi de decir o recitar las letras-, todo lo que representa, la estela mítica que le rodea, hace que su presencia en el FIB sea un acontecimiento. Es como para no perdérselo.

20.00-21.00. Carpa Fiberfib.com. Death Cab for Cutie. Coinciden con Leonard Cohen, por lo que será imposible verlo todo, pero el grupo de Ben Gibbard es uno de esos que siempre apetece escuchar, por sus canciones y su solvente directo. La mejor prueba de lo sobrado que va el músico de Washington es que su proyecto paralelo es nada menos que The Postal Service. Pop fresco para encarar la recta final del FIB.

21.30-23.00. Escenario Verde. Morente Omega con Lagartija Nick. El FIB es la última estación -de momento- del aclamado reencuentro de los granadinos. La web del festival define así el disco que van a interpretar: “Un poco de casualidad, un mucho de intención, una banda en estado de gracia –Lagatija Nick- y un cantaor sin par –Enrique Morente-, dieron como resultado un excelso álbum, ‘Omega’ (1996), de rock encrespado y cante lacerante, con la poesía de Lorca y cuatro canciones de Leonard Cohen –las favoritas de Morente- como hilo conductor de este monumental álbum, clave esencial de la música popular española de todos los tiempos“.

23.30-00.45. Escenario Verde. Morrissey. Con un concierto soberbio sobre el Escenario Verde en 2006 explicó porqué a él sí se le puede perdonar una espantada como la de 2004 en el FIB. Canciones y pasiones. Las de The Smiths y las suyas. Es una de las grandes personalidades de la música pop, capaz de transmitir y generar una complicidad íntima en medio de un festival multitudinario. Volver a escuchar “Panic”, sólo por poner un ejemplo, será un gustazo. En este FIB hay muchos nombres del cartel que están relacionados con Morrissey: fue fan de New York Dolls, ha colaborado con Siouxsie y, en especial, Leonard Cohen. Pura elegancia.

1.15-2.30. Escenario Verde. Siouxsie. Es una de mis debilidades desde que la vi actuar en la sala Arena de Valencia junto con The Banshees en 1991. Fue tan teatral y emotivo… Canciones suyas de los 80 como “Christine” (vídeo de abajo, este mismo mes en directo) y “Happy House”, aquel concierto idealizado y temas de su último disco como “Into a swan” son motivos más que suficientes para estar convencido de que pondrá un broche brillantísimo al festival. Para dejar buen sabor de boca. Recomiendo la entrevista de Elena Cabrera en el ADN.

Anuncios

1 comentario

  1. ¡Gracias por recomendar la entrevista! :)


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s