El Ciclo Ricoamor terminará en marzo y el Sons peligra por falta de apoyo del Ayuntamiento de Castellón

El Ayuntamiento de Castellón ha cancelado para 2009 su aportación de 30.000 euros anuales al Ciclo Ricoamor, que se desarrolla con gran éxito de público desde principios de 2007 en la Sala de Cámara del Auditori. Castelló Cultural, entidad pública dependiente de la Generalitat Valenciana, ha ampliado su apoyo para mantener la programación de conciertos prevista para el primer trimestre de 2009, la mejor desde que inició su andadura tras cerrarse la sala de la calle Alcalde Tárrega. Las actuaciones de City Lights (25 de enero), Rubinoos (8 de febrero) y Buzzcocks (8 de marzo) se salvan. Después, carpetazo. Los responsables del ciclo, El Goma y Susi.a, agradecen el esfuerzo de Castelló Cultural, pero no pueden seguir adelante con la programación sin el 50% que sufragaban hasta ahora las arcas municipales.

Además, el Ayuntamiento de Castellón ha comunicado a los responsables del Ciclo Sons, asociación cultural sin ánimo de lucro, que “muy probablemente se retirarán los fondos” que ayudan al desarrollo de su programación desde hace tres años. Según han comunicado en su Fotolog bajo el título “Malas noticias”, la consecuencia es que “peligra el Sons para el año que viene” y se refieren a lo que ellos entienden podría ser el detonante: “Ya nos temíamos alguna represalia después del Tanned Tin, debido a presiones por reparto de invitaciones a amigos y familiares”. El Consistorio aporta 18.000 euros anuales al Sons, que se suman a los 6.000 de la Universitat Jaume I.

Un Tanned Tin que, como ya se comentó por aquí, también podría abandonar Castellón como sede después de cuatro ediciones por la misma razón: la falta de apoyo económico por parte del Ayuntamiento y la Diputación de Castellón, en este caso, arrastrada de años atrás. Para un presupuesto anual de 100.000 euros, de las arcas municipales solamente salen 3.000 de subvención para el festival.

¿De cuánto dinero estamos hablando en total? La suma de la aportación anual del Ayuntamiento para los tres programadores es de 51.000 euros.

Cuando abrí este weblog el pasado mes de mayo me propuse firmemente no caer en esa costumbre tan castellonense de quejarse de todo. Me propuse intentar enfocar siempre las cosas en positivo, hablar de las actividades culturales que en mi opinión se hacen bien y obviar las que no me gustan. Sin prejuicios por quién las montaba y quién las pagaba. Hablar de música y espectáculos intentando dejar de lado la política, que tanto tiempo me ha hecho perder en mi vida profesional, y centrarme en lo meramente artístico, tan olvidado a veces en la mayoría de medios locales.

Pero en esta ocasión es imposible. No puedo quedarme cruzado de brazos viendo cómo se mueren dos ciclos de música que programan gran parte de los conciertos a los que suelo ir, ni cómo se marcha de mi ciudad un festival tan bueno como el Tanned Tin.

No es un asunto sencillo. Las razones que han llevado a esta situación son complejas y variadas. Pero creo que hay dos muy importantes: la desidia y falta de sensibilidad de los responsables del área de Cultura del Ayuntamiento de Castellón y el insuficiente entendimiento entre los programadores culturales y las empresas privadas de esta ciudad. Porque la crisis, hablando de 51.000 euros y teniendo en cuenta otros muchos dispendios municipales, no debería servir de excusa.

No se trata de pedir que con el dinero de todos se pague la diversión de unos pocos. Se trata de que las administraciones públicas apoyen, en la medida de sus posibilidades, las actividades culturales de calidad -con criterios objetivos- que, sin esa aportación, no pueden llevarse a cabo. Se trata de que el Ayuntamiento de Castellón no se gaste tanto dinero subvencionando conciertos y espectáculos que son rentables de por sí, que pueden funcionar solos con la iniciativa privada.

Pero, como decía, la administración pública no es el único responsable. Ya es hora de que las entidades privadas de esta ciudad se den cuenta de que hay vida más allá de la cultura de traje y corbata, de los ‘actos que funcionan’ y de la Magdalena. Que apostar por determinadas actividades culturales de calidad, por minoritarias que sean y no hablo sólo de música, pueden ayudar a diferenciar a una marca y a establecer complicidades entre sus clientes más jóvenes.

Con perdón.

Anuncios

5 comentarios

  1. es gravísimo todo. justo cuando el ayuntamiento, a base de subir impuestos y vender patrimonio, presenta el presupuesto más alto de su historia.
    no sé qué pero algo hay que hacer

  2. Ya se cerró el Teatro del Raval, y no pasó nada. La única persona que protestó fue mi madre.

  3. Que vergüenza, de verdad. Me gustaría saber exactamente cuánto dinero se han gastado en el TRAM …

  4. […] alguna ciudad castellano-leonesa dispuesta a poner el dinero como se rumorea? Teniendo en cuenta el precedente del ciclo Ricoamor, lo siento pero me temo lo […]

  5. […] Castelló Cultural ha presentado esta semana la programación de sus distintos espacios para el primer trimestre de 2009. Destaco las siguientes citas a parte del ciclo Ricoamor, del que ya hablé hace unos días: […]


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s