‘El Sol’ de The City Lights calienta el Ciclo Ricoamor

“Dos hermanos (James y Harry Roden) crecieron juntos tocando la guitarra en Canberra escuchando cualquier cosa con melodía y pegada: The Clash, The Who, The Jam, The Sunnyboys, The Kinks, The Stems, The Huxton Creepers, Otis Redding, The Byrds, Motown, soul, punk, pop…”. Así se presentan The City Lights en su MySpace y la verdad es que algo de todo eso estuvo ayer presente en la sala de cámara del Auditori de Castellón con el letrero de neón del Ricoamor colgando (todavía). “Melodía y pegada”. Qué forma más sencilla, fiel y precisa de definir el sonido de estos australianos. A base de melodía y pegada, también mucha actitud, se salieron.

Y eso que no estaban todos. No se les echó en falta. James (voz y guitarra) y Harry Roden (bajo y coros), Bruno Brayovic (guitarra y coros) y Graeme Trewin (batería) se bastaron para poner la maquinaria a pleno rendimiento desde que pisaron el escenario con “Get Steady”, el torbellino que abre su nuevo disco, ‘El Sol’ (BitterSweet Recordings), y no dejaron de convencer en cada una de sus canciones y versiones. En especial Graeme Trewin, uno de esos baterías con los que todo músico quisiera tocar, porque todo sonaría a gloria. Qué tío más bruto.

The City Lights se inclinaron por las canciones más potentes y trepidantes de su último trabajo, como la citada, “Everyone Out” (vídeo de abajo) o “Here To Stay”. También por algunos medios tiempos como “Never Let You Go” o la surfera “Gran Pacific Son”; incluso por alguna de las más poperas como “Anyone Who is Anyone” o de su primer disco, ‘Escape From Tomorrow Today’. Pero su decidida apuesta por la pegada les hizo dejarse por el camino una preciosidad como “Take a Picture of the Sun”.

En compensación, se marcaron unas cuantas versiones guapísimas para alborozo de la audiencia. En especial el “I Fought the Law” de los Clash (vídeo de arriba), una de esas canciones que todo grupo quisiera versionear sin descarrilar en el intento. Muy al contrario, la banda australiana le sacó todo su brillo genuino. La energía con la que tocaron la guitarras y cantaron James Roden y Bruno Brayovic y el excelente sonido que le sacaron ayer a la complicada sala de cámara (¡cómo les quedó “Spy Theme 3”!) pusieron el resto. Lo dicho: conciertazo con doble bis.

Artículo publicado en Soitu.es. Más vídeos del concierto en Quan vaig de concert.

The City Lights actuarán mañana martes a las 22.00 en la sala El Sol de Madrid dentro de los actos conmemorativos de su 30 aniversario. Y el próximo concierto del Ciclo Ricoamor en el Auditori de Castellón será el domingo 8 de febrero: desde California, nada más ni nada menos que… ¡The Rubinoos!, en una de sus cinco únicas actuaciones en España. Me dicen que las entradas anticipadas ya están empezando a volar.

A los Amigos Imaginarios de Santi Campos no pude verles el sábado en el Four Seasons. Y me sabe fatal, porque tenía ganas de escuchar sus nuevas canciones y me han comentado varias personas que estuvo muy bien. No he encontrado ninguna crónica del concierto por internet. La próxima vez será.

El Tanned Tin quiere quedarse en Castellón, pero…

Enlazo una noticia sobre el Tanned Tin publicada por Raúl Rubio en Las Provincias de Castellón, en la que los organizadores del festival ponen el viernes 13 de febrero como fecha límite para que las instituciones locales de Castellón confirmen de forma oficial el “acuerdo verbal” sobre financiación para que la cita se vuelva a celebrar en el Teatre Principal en 2009. Insisten en que se quieren quedar pero, claro, “sin perder dinero”.

Panic Idols gana el I Concurso de Maquetas del Pub D’Leyend

El grupo castellonense de heavey-rock con toques épicos Panic Idols ganó el pasado sábado el I Concurso de Maquetas del Pub D’Leyend de Castellón tras la actuación que realizaron junto a los otros dos finalistas, 180 y Sin Solución.

El premio del concurso para Panic Idols (abajo, durante el concierto), que ya cuentan en su currículo con el concurso del Motorock Festival y el Tour San Miguel Revelación de 2007, es abrir el escenario del Tureion Rock 2009, festival que se celebrará el próximo 25 de abril en el nuevo recinto ferial de la ciudad, Recinte Castelló,  y para el que ya está confirmada la presencia de Sex Museum, Killus, Furious People, Full Resistance, Mamaysu Amante y No Apto.

panicidols

Anuncios

The City Lights traen ‘El Sol’ desde Australia y Amigos Imaginarios vienen del frío con sus ‘Muñecas rusas’

El fin de semana viene cargado hasta los topes de propuestas en Castellón y comarca, tanto musicales (The City Lights, Amigos Imaginarios, Nacho Canut, Graham Foster, final del concurso de maquetas del pub D’Leyend…), como teatrales (Valle-Inclán en el Principal, la gala de presentación de ‘Cultura+a+’ en Vila-real…) y de arte contemporáneo (inauguración de la exposicición de Ann Verónica Janssens en el Espai d’Art). O sea que hoy no hay que pasarse mucho en Les Paelles de Benicàssim…

El Ciclo Ricoamor regresa con su primer concierto del año que, si no cambia nada, verá interrumpida su programación tras el primer trimestre por problemas de financiación tras haberle cerrado el grifo el Ayuntamiento. Mientras tanto, hay que disfrutarlo. Y esta vez nos lo pone muy fácil, porque llega desde Sydney una de esas bandas australianas que saben fusionar y tocar como nadie algunos de los palos que más nos gustan: power-pop, punk-rock y surf. Son The City Lights y el domingo actuarán en el Auditori en uno de los seis conciertos de su gira española, que finalizarán el martes 27 en la sala El Sol de Madrid con motivo de su 30 aniversario.

The City Lights vienen a presentar su segundo trabajo, ‘El Sol’, un discazo que combina poderosos trallazos como “Get Steady”, “Here to Stay” o “Everyone Out” (videoclip de arriba), con temas surferos como “Grand Pacific Son” o perlas pop como “Take A Picture Of The Sun”, la que abre el CD. Canciones, canciones y más canciones, frescas y variadas, lo que hace que junto a la cosecha de su primer álbum, el aclamado ‘Escape From Tomorrow Today’ (2004), tengan repertorio como para que nos divirtamos un buen rato. Aunque sea sentados.

Los hermanos James (guitarra y voz) y Harry Roden (bajo), Bruno Brayovic (guitarra y coros), Danny Allen (guitarra y coros), Kit Warhurst (batería y coros) y Graeme Trewin (batería) son de ese tipo de músicos que andan liados con varios proyectos a la vez y cuyo gusto musical tanto nos recuerdan a grupos australianos como Pyramidiacs, DM3 o The Finkers, que hace algunos años ya pudimos disfrutar en el pub Ricoamor.

Antes, el sábado, Santi Campos vuelve al Four Seasons al frente de los Amigos Imaginarios, que serán teloneados por el indie pop de los valencianos Iba Andando. Campos, que durante la década de los 90 formó parte de algunas de las bandas más importantes de la escena local de Castellón como Malconsejo -auténtico grupo de culto en todo el país-, llega de nuevo al frente de una formación que le acompaña desde hace años, primero en su etapa en solitario y ya desde 2006 en su andadura con los Amigos Imaginarios.

La actuación en el Four Seasons servirá para presentar algunos temas del que será su nuevo disco que saldrá a la venta próximamente, ‘Muñecas rusas’, pero también para repasar temas de sus anteriores trabajos como el magnífico ‘El maestro de Houdini’, (uno de los discos del año en 2007 según la prensa especializada) o ‘El invierno secreto’. Es decir, que caerán temazos como “El disco del mes”, “Lobos e insectos” o “Una educación católica”.

Una nueva oportunidad para ver de nuevo a una de las bandas que mejor se mueve en el difícil terreno de los medios tiempos y, además, con letras y arreglos muy cuidados. Las canciones de Amigos Imaginarios no esconden unas influencias que llegan de bandas como Wilco y Teenage Fanclub o de las aproximaciones al folk y al rock del mejor Neil Young. El resultado, pop exquisito.

Iba Andando, por su parte, presentarán los temas de sus dos trabajos editados hasta el momento, ‘Movimiento interior’ (2007) y ‘Mañana por la mañana’ (2008), a base de cuidadas composiciones pop en la onda de La Habitación Roja, Lori Meyers y, cómo no, The Lemonheads.

Sábado 24. 20.00. Sala Four Seasons. Concierto de Amigos Imaginarios, en el que presentarán las canciones de su próximo disco, ‘Muñecas rusas’, teloneados por  Iba Andando. Entrada: 7-9 euros.

Domingo 25. 20.00. Auditori de Castellón. Sala de Cámara. Ciclo Ricoamor. Actuación del grupo australiano The City Lights, que presenta su segundo disco, ‘El Sol’. Entrada: 12 euros.

Canciones con pegada

El primer concierto del año en el Four Seasons el pasado sábado fue una contundente prueba del buen estado de salud del punk rock en Castellón, uno de los principales sellos de identidad de la escena local alternativa desde los años 90. Furious People y Telepath Boys dieron caña de lo lindo. Desbordantes de energía, solventes y convincentes. Llenaron la sala y le dieron un buen meneo. Sin concesiones. Y eso que el sonido no acabó de acompañar.

Furious People abrió la tarde con su repertorio habitual, basado en su maqueta de 2007, ese que les ha llevado por casi todos los escenarios de la provincia y que ahora les está permitiendo girar por medio país. Ese que hace cabecear y tocar acordes de mentira al público, y no sólo en las primeras filas. Al frente, las guitarras de Pardo y Chus y la tensa voz de Mr. Furious, apoyada en un variado recital de poses macarras. En la retaguardia, la potente sección rítmica de Álex y Ray, sin fisuras. “You are your only God” o “Little to me” destacaron entre la tormenta sónica.

Aunque para tormenta sónica la que vino después. Telepath Boys volvieron a bordar lo que mejor saben hacer: zarandear al personal a base de canciones con pegada. Con mucha pegada. Directas al grano. Incendiarias. Casi sin respiro, arrancaron con dos de los mejores cortes de su disco de debut editado por Punk Machine Records, “Tech Generation” y “No Hope”, y en adelante no pararon de soltar trallazos con buenas materias primas: ritmos desenfrenados, baterías precisas (Israel), bajos tensos, un rugido de voz (José) y una muralla de guitarras inmisericorde (Nacho y Fede). Tanta guitarra -quizás se les fue la mano- que de poco terminan por engullir todo lo demás, empezando por la voz.

El segundo (vídeo de arriba) y tercer bloque del concierto de Telepath Boys fueron de lo mejor de la noche: “P&R Crowd”, “Pigs On My Back”, “Hot Wax Love”, “No Kid”… versión de Poison Idea incluida. Ocho canciones con sobredosis de energía, en el límite justo entre el punk-rock y el metal, y que además no caen en el escapismo fácil ‘teenager’, tocando temas como las dudas ante la posibilidad de tener hijos.

Las canciones nuevas de la parte final de la actuación, en la misma línea, dejan claro que la factoría Nacho-José sigue a pleno rendimiento de cara a las próximas presentaciones del disco en Valencia, Madrid, Barcelona, País Vasco y algún que otro festival. Para mi gusto estuvieron algo mejor el año pasado -junto a Señor No-, aunque creo que gran parte de culpa la tuvo el sonido, pelín desmadrado.

Vamos que, como decía al principio, nuestros particulares Misfits o Turbonegro tienen la gasolina a tope para seguir rodando. En la crónica de Enrique Ballester tienes otro punto de vista.

El Four Seasons continúa su brillante programación con todo un serial de buenos conciertos, empezando por los Amigos Imaginarios de Santi Campos (el próximo sábado 24), que presentarán algunas de las canciones de lo que será su quinto disco tras su espléndido ‘El maestro de Houdini’, acompañados del indie-pop de los valencianos Iba Andando. El domingo 1 de febrero llegan los sonidos fuzz-garageros de los ingleses Graham Day & The Gaolers. Y el concierto que anuncia hoy el Fotolog del Four Seasons para el sábado 7 de febrero, que me suena bastante: la presentación en sociedad de Conecta 4, con disco autoeditado bajo el brazo y canciones con ganas de ser escuchadas, del que pronto daré más detalles.

Furious People, en el concierto del pasado sábado en el Four Seasons.

Furious People, en el concierto del pasado sábado en el Four Seasons.

Esta semana también hay otra cita musical importante: el concierto de City Lights del próximo domingo 25 de febrero en el Auditori dentro del Ciclo Ricoamor (cartel de abajo). Un grupazo que llega desde Sydney con los mejores sonidos rock, pop, punk y surf ‘made in’ Australia para presentar su nuevo disco, ‘El Sol’, que les llevará a otras cinco ciudades españolas, incluido el 30 aniversario de la sala El Sol -que les inspiró el título del álbum- de Madrid.

Antes, el viernes el Beat Pub y el Beat Club (en Korova) se traen nada menos que a Nacho Canut (la mitad de Fangoria) y a Roberta Marrero para celebrar su segundo aniversario. En una primera sesión en el pub de la calle Campoamor y otra segunda hasta altas horas de la madrugada en el Beat Club. 

El escenario del Zeppelin volverá a acoger conciertos

Y una excelente noticia: el escenario del Zeppelin Club, que durante años acogió algunos de los mejores conciertos de los 90 en Castellón cuando se llamaba Fraguel Rock (The Dictators, Los Enemigos), pretende volver a retomar una programación regular. Para muchos se trata de una de las salas de por aquí con mejor acústica para actuaciones en directo junto con la Japan de Vila-real, pero que por razones que se me escapan estaba en barbecho desde hacía demasiados años. Quizás sea el remedio para que muchos grupos de formato medio que están de gira por todo el país dejen de pasar de largo por Castellón a partir de ahora.

Así, apenas unos días después de anunciar que la sala abría la contratación para conciertos o eventos, ya tienen programado un sarao para el próximo 7 de febrero. Se trata de la presentación del festival Sixties Rock Weekend, previsto para el fin de semana del 27 de febrero al 1 de marzo en el Auditori de Castellón. En la fiesta, en la que varios dj pincharán música de los 60, se sortearán abonos y camisetas del festival.

Un festival en el que figuran Diamond Dogs y The Right Ons como cabezas de cartel, pero que también servirá para disfrutar del soul de los castellonenses Miss Black Emotion, cuyo disco de debut se puede adquirir a partir de ahora en No Tomorrow Records por 14,99 euros.

citylights

Jaume Sisa, La Jr y SpeakLow para pasar el puente

VIERNES, 5

20.00. Centre Municipal de Cultura. Ciclo Sons. Concierto de La Jr, grupo asturiano que mezcla el pop, lounge atmosférico, kraut-rock, trance y jazz-folk, como lo muestra su nuevo disco, ’17 animales’. Entrada libre.

20.00. Pub Averno de Castellón. Actuación en directo del grupo castellonense de death metal Guilles de Rais y de los bilbaínos Noneim.

20.30. Pub D’Leyend. Concierto del grupo bilbaíno de blues rock El Rey del Monte. Entrada libre.

22.00. Plaça Major de Vila-real. Fira d’Associacions Juvenils. Actuación de la banda local de rock latino La Caja Negra junto a otros grupos locales. Entrada libre.

22.00. Salatal de Vila-real. Concierto contra la crisis. Actuación de Manolo Kabezabolo, junto con las bandas locales Kantamaria y Tu Puta Madre en Almíbar y los valencianos Desera. Punk sin contemplaciones. Entrada: 10 euros.

22.30. Auditori de Castellón. Sala de Cámara. Ciclo Accents. Concierto del cantautor catalán Jaume Sisa (vídeo de arriba), que presenta su último espectáculo, ‘Ni cap ni peus’, una reivindicación del sexo “como fuente de alegría”, concebido junto con Miguel Oliver, compositor de Antònia Font. Una cita imprescindible para comprobar su estado de forma después de tres décadas de viaje cósmico. Entrada: 15 euros.

23.00. Auditori de Vila-real. Ciclo Avui Jazz. Concierto del saxofonista Bruce Arkin, considerado uno de los más prestigiosos de la escena estadounidense, acompañado de David Wilkinson (guitarra), Phil Wilkinson (Hammond) y Caspar St. Charles (batería). Entrada: 5 euros.

23.30. Pub Vil Blues de Vila-real. Segunda semifinal del Tour Revelación San Miguel. Concierto doble de los grupos locales Local 23 y Mr. Croquet. Entrada libre.

SÁBADO 6

17.00 y 19.00. Teatre Municipal de Benicàssim. Albena Teatre y Tanttaka Teatroa presentan ‘El Museo del Temps’, una obra protagonizada por un archivero, su mejor amigo (un mago amnésico) y un abuelo extranjero que busca a su nieto. Entrada: 3 euros.

20.00. Auditori de Castellón. Concierto de The London Community Gospel Choir, formación nacida en 1982 que combina voces de calidad en clave gospel, rhythm & blues y swing y llamativas coreografías. Entrada: 20 euros.

20.00. Espai d’Art Contemporani de Castelló. Representación del espectáculo de danza y música ‘Yo cocino y él friega los platas’, a cargo de Isabel Vázquez y Juan Luis Matilla, del Centro de Artes Escénicas de Sevilla a partir de composiciones de John Cage, protagonista de la exposición de este trimestre. Entrada libre.

20.00. Pub D’Leyend. El grupo burrianense Panegírico al Legado cierra con esta actuación un 2009 repleto de éxitos repasando los temas de rock mestizo de su disco de debut. Entrada: 3 euros con consumición.

20.00 y 21.30. Ábaco-Cinebox del centro comercial La Salera. El Club de la Comedia presenta Cómicos de Cine. Monólogo de Dani Pérez, locutor, guionista y colaborador en programas de televisión como ‘La Cosa Nostra’.

22.30. Espai d’Art Contemporani de Castellón. Ciclo Alain Resnais de La Filmoteca. Proyección de la película ‘Stavisky’ (Francia-Italia, 1974). Versión original subtitulada al castellano. 125 minutos. Entrada libre hasta límite de aforo.

DOMINGO 7

18.00. Espai d’Art Contemporani de Castellón. Ciclo Alain Resnais de La Filmoteca. Proyección de la película ‘Mi tío de América’ -Mon Oncle d’Amèrique- (Francia, 1980), una de sus obras de referencia. Versión original subtitulada al castellano. 125 minutos. Entrada libre hasta límite de aforo.

20.30. Auditori de Castellón. Sala de Cámara. Ciclo Ricoamor. Concierto de SpeakLow (), súpergrupo madrileño madrileño de soul y acid jazz con toques funkies formado por Julián Maeso (Sunday Drivers), Antonio Pax (La Vacazul), José Funko (Mama-Funko), Martín García (Muchachito Bombo Inferno) y David García (Vetusta Morla), en lo que será la última cita del año del ciclo. Un grupazo en directo, como se aprecia en el vídeo de arriba. Entrada: 12 euros.

El Ciclo Ricoamor terminará en marzo y el Sons peligra por falta de apoyo del Ayuntamiento de Castellón

El Ayuntamiento de Castellón ha cancelado para 2009 su aportación de 30.000 euros anuales al Ciclo Ricoamor, que se desarrolla con gran éxito de público desde principios de 2007 en la Sala de Cámara del Auditori. Castelló Cultural, entidad pública dependiente de la Generalitat Valenciana, ha ampliado su apoyo para mantener la programación de conciertos prevista para el primer trimestre de 2009, la mejor desde que inició su andadura tras cerrarse la sala de la calle Alcalde Tárrega. Las actuaciones de City Lights (25 de enero), Rubinoos (8 de febrero) y Buzzcocks (8 de marzo) se salvan. Después, carpetazo. Los responsables del ciclo, El Goma y Susi.a, agradecen el esfuerzo de Castelló Cultural, pero no pueden seguir adelante con la programación sin el 50% que sufragaban hasta ahora las arcas municipales.

Además, el Ayuntamiento de Castellón ha comunicado a los responsables del Ciclo Sons, asociación cultural sin ánimo de lucro, que “muy probablemente se retirarán los fondos” que ayudan al desarrollo de su programación desde hace tres años. Según han comunicado en su Fotolog bajo el título “Malas noticias”, la consecuencia es que “peligra el Sons para el año que viene” y se refieren a lo que ellos entienden podría ser el detonante: “Ya nos temíamos alguna represalia después del Tanned Tin, debido a presiones por reparto de invitaciones a amigos y familiares”. El Consistorio aporta 18.000 euros anuales al Sons, que se suman a los 6.000 de la Universitat Jaume I.

Un Tanned Tin que, como ya se comentó por aquí, también podría abandonar Castellón como sede después de cuatro ediciones por la misma razón: la falta de apoyo económico por parte del Ayuntamiento y la Diputación de Castellón, en este caso, arrastrada de años atrás. Para un presupuesto anual de 100.000 euros, de las arcas municipales solamente salen 3.000 de subvención para el festival.

¿De cuánto dinero estamos hablando en total? La suma de la aportación anual del Ayuntamiento para los tres programadores es de 51.000 euros.

Cuando abrí este weblog el pasado mes de mayo me propuse firmemente no caer en esa costumbre tan castellonense de quejarse de todo. Me propuse intentar enfocar siempre las cosas en positivo, hablar de las actividades culturales que en mi opinión se hacen bien y obviar las que no me gustan. Sin prejuicios por quién las montaba y quién las pagaba. Hablar de música y espectáculos intentando dejar de lado la política, que tanto tiempo me ha hecho perder en mi vida profesional, y centrarme en lo meramente artístico, tan olvidado a veces en la mayoría de medios locales.

Pero en esta ocasión es imposible. No puedo quedarme cruzado de brazos viendo cómo se mueren dos ciclos de música que programan gran parte de los conciertos a los que suelo ir, ni cómo se marcha de mi ciudad un festival tan bueno como el Tanned Tin.

No es un asunto sencillo. Las razones que han llevado a esta situación son complejas y variadas. Pero creo que hay dos muy importantes: la desidia y falta de sensibilidad de los responsables del área de Cultura del Ayuntamiento de Castellón y el insuficiente entendimiento entre los programadores culturales y las empresas privadas de esta ciudad. Porque la crisis, hablando de 51.000 euros y teniendo en cuenta otros muchos dispendios municipales, no debería servir de excusa.

No se trata de pedir que con el dinero de todos se pague la diversión de unos pocos. Se trata de que las administraciones públicas apoyen, en la medida de sus posibilidades, las actividades culturales de calidad -con criterios objetivos- que, sin esa aportación, no pueden llevarse a cabo. Se trata de que el Ayuntamiento de Castellón no se gaste tanto dinero subvencionando conciertos y espectáculos que son rentables de por sí, que pueden funcionar solos con la iniciativa privada.

Pero, como decía, la administración pública no es el único responsable. Ya es hora de que las entidades privadas de esta ciudad se den cuenta de que hay vida más allá de la cultura de traje y corbata, de los ‘actos que funcionan’ y de la Magdalena. Que apostar por determinadas actividades culturales de calidad, por minoritarias que sean y no hablo sólo de música, pueden ayudar a diferenciar a una marca y a establecer complicidades entre sus clientes más jóvenes.

Con perdón.

Castellón se abre hueco en la gran pantalla

Actores que triunfan a nivel nacional y jóvenes festivales que van ganando reputación, pero también nuevos realizadores que dan sus primeros pasos con resultados deslumbrantes, tanto a través de documentales como de cortometrajes. Sí, en Castellón también se hace cine. Algunos ejemplos: el festival de cortos Cineculpable de Vila-real, el laureado documental ‘La sombra del iceberg’, la película sobre el festival Tanned Tin ‘A Short Distance’ o el nuevo corto de Nacho Ramírez.

Empezaré por el joven director castellonense Nacho Ramírez, que acaba de colgar en su weblog el trailer de su nuevo cortometraje, ‘Susi la siniestra’, su proyecto de fin de carrera en la prestigiosa Escola Superior de Cinema i Audiovisuals de Catalunya (Escac). La historia es una adaptación de un relato de Angus Oblong, precisamente el que da título a su libro ‘Susi la siniestra y otras historias para gente rara’ (1993). El autor de culto norteamericano fue el creador de la serie animada ‘Los Oblongs’ (parcialmente emitida hace ya algún tiempo en Cuatro), inspirada en el mismo libro y caracterizada por su humor negro, con apariencia de cuento para niños pero con temática de adultos, jugando con deformidades, posesiones demoníacas o asesinatos, al estilo Tim Burton.

Protagonizado mayoritariamente por niños, como la actriz principal, Ariadna Maireles (en el papel de Susi) y Ramon Novell (Eric), Nacho Ramírez ha contado con la participación de los populares actores Paz Padilla y Lluís Marco. El cortometraje fue rodado el pasado verano en la gaudiniana Masia Freixa del Parc de Sant Jordi, en Terrassa. Y la verdad es que el trailer (arriba) tiene muy buena pinta: la niña no puede ser más inquietante, la fotografía está muy cuidada y parece que Paz Padilla le vaya a dar el toque surrealista adecuado. Enhorabuena, Nacho. Desde ya, a la espera del estreno.

Seguimos con cortos. El XI Festival Internacional de Curtmetratges de Vila-real Cineculpable celebró el pasado viernes su gala de clausura en el Auditori de Vila-real, en la que se dieron a conocer los premios al mejor cortometraje de cine a ‘Imago Wings’ (trailer de abajo), del mexicano Jaime Hidalgo; al mejor corto en vídeo para ‘El ataque de los robots de nebulosa 5’, del alicantino Chema García Ibarra; y el premio del público para el laureado ‘Porque hay cosas que nunca se olvidan’, de Lucas Figueroa. El jurado estaba formado por José Antonio Escrivá, Joana Chilet, Daniel Gascó y Xavi Puebla y en la gala participó la popular actriz Marta Berenguer (Cámera Café). ¿Las malas noticias?: que el mejor corto provincial se quedó desierto y que el actor vila-realense Sergio Caballero anunció su despedida al frente del festival tras dos años.

El documental del Tanned Tin y la resaca del festival de este año

En cuanto al documental sobre el Tanned Tin, ‘A Short Distance’, simplemente decir que me ha encantado. Que capta perfectamente el mensaje, lo que significa el festival para los que nos gusta y para los que no lo conocen. Y que tiene un mérito tremendo por la escasez de medios y presupuesto con los que está hecho, suplida con inteligencia y horas de trabajo. ‘A Short Distance’, que fue estrenado en el Teatre Principal de Castellón el primer día del festival, fue realizado durante la pasada edición por Adam Brenes (un auténtico hombre orquesta: se lo hace casi todo él solito), Diego Climent y Daniel Alonso; con la producción de 24 Fotogramas, Javier Marzal y Robert Arnau; la colaboración del Laboratorio de Comunicación Audiovisual y Publicidad de la Universitat Jaume I y el Aula de Cinema i Creació Juvenil; así como la participación de Acuarela Discos y Septiembre Recuerdos, organizadores del Tanned Tin. El resultado, una película musical de poco más de una hora dedicada íntegramente al festival con motivo de su décimo aniversario y que en la versión DVD (a la venta por sólo 5 euros) incluye actuaciones de 2007 de Refree, The Sea and Cake, Dirty Projectors, Boy Omega o Chris Brokw & Geoff Farina. Y una cosa que a me ha hecho mucha ilusión, y pido disculpas: los primeros recortes de prensa que aparecen en la película son del que escribe esto y de Raúl Rubio en Las Provincias (también aparece otro del ADN-Castellón).

Como sugieren en el concurrido foro del Primavera Sound sobre el festival, este documental sería una excelente carta de presentación para que los responsables públicos de Castellón reflexionaran sobre el apoyo que las instituciones locales prestan al Tanned Tin, motivo por el que la organización medita su continuidad en la ciudad, como comentábamos por aquí la semana pasada. No en vano, el mentor del festival, Jesús Llorente, ha dejado hoy  un comentario en su blog que da que pensar.

‘La sombra del iceberg’ se estrenará en diciembre

Dos buenas noticias más sobre cine hecho en Castellón, en concreto sobre ‘La sombra del Iceberg’, el documental de investigación que abre interrogantes sobre la histórica foto ‘Muerte de un miliciano’ de Robert Capa, codirigido por un profesor de la Universitat Jaume I, el castellonense Hugo Doménech, y el periodista valenciano Raúl M. Riebenbahuer, del que ya hablé por aquí hace algunas semanas. Por un lado, este mismo mes la cinta ha recibido el segundo premio de la la primera edición del Festival de Cine Documental de Jaén, que se suma a los galardones recibidos en certámenes de México y Tenerife, y las selecciones en los de La Habana y Roma. Precisamente por ese excelente recorrido festivalero, la productora del documental, la valenciana Dacsa Produccions, ha decidido finalmente estrenarlo en salas comerciales a mediados de diciembre en las principales capitales del país. En Castellón todavía no hay sala para el estreno. ¿Podría ser la del Espai d’Art Contemporani? Sólo es una atrevida sugerencia. Seguiremos informando.

Además, esta semana continúan los ciclos EspaiCinema Tardor y sobre Alan Alain Resnais de La Filmoteca  en el  Espai d’Art Contemporani de Castellón (más información abajo en las recomendaciones para esta semana) y concluyen los del Aula de Cinema i Creació Juvenil de la UJI programados para el mes de noviembre: el Ciclo Pandilleros en el Four Seasons con ‘Navajeros’ (martes); el Ciclo Woody Allen en el Distriz Café Rock con ‘Delitos y faltas’ (miércoles); el Ciclo Paul Newman en el Pub Terra con ‘El Golpe’ (domingo); y el Ciclo Fronteras-La valla de la vergüenza, organizado por el Col·lectiu Escletxa, con ‘A Scanner Darkly’ (también el domingo 30).

Sr. Mostaza, el volumen de los conciertos y la cháchara

Cambiando de asunto, el concierto de Sr. Mostaza del pasado viernes en la Sala Four Seasons de Castellón, en el que presentaban su nuevo disco, ‘Somos poco prácticos’, tuvo un inconveniente que en la zona donde yo me encontraba se impuso a la indudable calidad del repertorio del grupo valenciano: un volumen incomprensiblemente bajo mezclado con el murmullo del público. No me voy a extender, porque tanto Enrique Ballester como Lidón Barberá, seguramente mejor situados que yo en la sala, han publicado ya excelentes críticas de la actuación. Simplemente me gustaría plantear una pregunta doble, que también me la hago a mí mismo: ¿El volumen de un concierto de rock no debería de disuadir al público de entablar cualquier conversación y, si el público quiere escuchar la actuación a pesar del insuficiente sonido, no debería dejar la cháchara para cuando termine?

Los programadores de actuaciones en directo en Castellón siguen sin relajarse. El Ciclo Ricoamor traerá al Auditori a la superbanda power-pop australiana The City Lights (el Ruta 66 de este mes lleva un amplio reportaje del grupo) el domingo 25 de enero. Y la Sala Four Seasons a Los Amigos Imaginarios de Santi Campos el sábado 24 de enero. Bien, bien.

Por último, antes de dejarte con las sugerencias para esta semana en Castellón, agradecer a Eduardo Guillot que haya incluido a Nomepierdoniuna entre las webs recomendadas en su sección musical de La Cartelera del diario Levante.

SUGERENCIAS PARA ESTA SEMANA:

MARTES 25

19.30. Espai d’Art Contemporani de Castelló. EspaiCinema Tardor. Proyección de la película ‘Soom’ -Aliento- (Alemania, 2006), del director Matthias Luthardt. Se volverá a proyectar el miércoles 26 a las 22.00 y el jueves 27 a las 19.30. Versión original subtitulada en castellano. 89 minutos. Entrada libre hasta límite de aforo (55 personas).

MIÉRCOLES 26

20.00. Auditori de Castellón. Sala Sinfónica. Abono de Otoño. The English Concert (orquesta y coro). Una de las más prestigiosas formaciones especializadas en música barroca y clásica a nivel internacional con más de 30 años de trayectoria, que bajo la dirección de Trevor Pinnock interpretará la ‘Oda a Santa Cecilia’ de Haendel y ‘La Reina de las hadas’ de Purcell. Con la contralto Carolyn Sampson y el tenor Allan Clayton. Entradas: 15-35 euros.

20.00. Centre Social Sant Isidre de Caixa Rural Castelló. Inauguración de la exposición del II Concurso de Fotografía Fundación San Isidro ‘Parajes de Nuestra tierra’. Abierta hasta el domingo 7 de diciembre. Entrada libre.

JUEVES 27

12.30. Àgora de la Universitat Jaume I. Presentación del proyecto Quiosc.cat. Màrius Asensi presenta el disco ‘Els teus arguments’ (Sama Rec, 2007). Folk psicodélico anglosajón, blues y armonías mediterráneas.

19.30. Museu de Belles Arts de Castellón. Acto de la programación del 800 Aniversari Jaume I. Un pasta per a un futur. Proyección del documental ‘Jaume I. Rei dels Valencians’, producido por RTVV.

23.00. Pub Terra. Concierto del grupo de rock Pussy Crackers. Entrada libre.

VIERNES 28

22.00. Black Note Club de Valencia. Concierto del compositor norteamericano Josh Rouse, uno de los mejores artesanos de canciones pop de los últimos años vuelve a Valencia un año después de presentar ‘Country Mouse City House’ para ofrecer dos conciertos acústicos en los que estará acompañado por un pianista y repasará su reciente disco recopilatorio ‘The Best Of Rykodisc Years’. Josh Rouse volverá a actuar el sábado 29 en el Black Note. Reservas en Tranquilo Música, organizador del concierto. Entradas: 15 euros anticipada, 18 en taquilla.

23.00. Sala Japan de Vila-real. Concierto de la divertida banda canadiense de reggae-ska-soul The One Night Band, que presenta su disco ‘Hit & Run’, taloneados por los castellonenses The Bandits, en su debut en directo, y el dj Jamaican Memories para rematar la jugada. Entrada: 6 euros.

SÁBADO 29

20.00. Sala Four Seasons. Concierto de Sex Museum, que regresan a los scenarios con su incendiario rock garagero y un nuevo disco, ‘5 Hits thtat never were’, lleno de sorpresas y revisiones de su mejor pasado (“Two Sisters”). Una de las citas más esperadas en lo que va de temporada. Entradas: 12 euros (las anticipadas se han agotado; sólo quedan 15 para la taquilla).

sex_museum

20.00. Espai d’Art Contemporani de Castellón. ‘Concerto & Choreographies’ a cargo del Grup Instrumental Valencià, Jean P. Dupuy al piano y con la coreografía de danza de Lorena Calandín. Entrada libre.  

4.00. Discoteca Korova de Castellón (C/ Marqués de la Ensenada, 11). Inauguración del Club Beat, con los dj Marc Barceló, Caries y Kicker. Entrada gratuita y la primera cerveza gratis.

DOMINGO 30

18.00. Espai d’Art Contemporani de Castellón. Ciclo Alain Resnais de La Filmoteca. Proyección de la película ‘Muriel  ou le temps d’un retour’ -Muriel o el tiempo de un retorno- (Francia-Italia, 1963). Versión original subtitulada al castellano. Color. 116 minutos. Entrada libre hasta límite de aforo (55 personas).

19.00. Teatre Municipal de Benicàssim. Clausura del Reclam 2008. XVI Mostra de Teatre. La compañía francesa Les Bons Becs presentan ‘En Voyages de Notes’, un espectáculo músico-teatral y humorístico en el que el espectador viaja con los músicos (viento y percusión) alrededor del mundo con una sonrisa de oreja a oreja. Duración: 50 minutos. Entrada: 6 euros.

Un día raro: Deadstring Brothers sin la cantante y Castellópera

Lo tenían todo para que fuera un conciertazo: buenas canciones (sobre todo las del disco ‘Silver Mountain’), buenos músicos (en especial Spencer Cullum haciendo diabluras con la ‘steel guitar’), excelente sonido (Juanki le ha tomado definitivamente la medida a la complicada sala de cámara del Auditori) y críticas elogiosas de su anterior gira por España. Pero algo falló. Estuvo bien, pero… No sé si fue la ausencia de la cantante, Masha Marjieh, que a dúo con Kurt Marschke le da un toque especial a su sonido. No sé si la frialdad del escaso público. No sé si el hecho de que tengamos que estar sentados, sin poder beber ni fumar (como lamentó el propio Kurt durante la actuación). Pero lo cierto es que el concierto de Deadstring Brothers, ayer domingo en el Auditori de Castellón con motivo del Ciclo Ricoamor, no acabó de ser lo que, al menos yo, esperaba.

Las canciones funcionaron a medias. Mejor las de corte más ‘stoniano’, como “Aint No Hidin’ Love” (vídeo de arriba), en las que no se echaba tanto de menos la voz femenina; y peor los medios tiempos. El concierto de la banda de Detroit se fundamentó en su excelente ‘Silver Mountain’, pero uno de sus principales atractivos para mi gusto, el juego de voces entre Masha y Kurt, se esfumó con la ausencia de la primera y la voz del segundo dejó algo secas algunas canciones que tienen mucho más rollo en el disco.

El ‘pedal steel’ de Spencer Cullum y el órgano de Pat Kennealy sonaron a gloria, pero algunos temas parecían estar ejecutados de una forma un tanto rutinaria, perdiendo bastante gancho. Y, pese a su elenco de poses macarras, al líder de la banda le faltó empatía con el público. Estoy convencido de que Deadstring Brothers han dado y seguirán dando excelentes conciertos, pero me temo que el de ayer no fue uno de ellos. En fin, siempre no se dan las condiciones para que una actuación de rock sea la bomba. En realidad es bastante complicado. Por eso molan tanto cuando sí que funcionan.

La próxima cita con el Ciclo Ricoamor en el Auditori será el domingo 7 de diciembre, con la actuación de SpeakLOW, banda madrileña de funk-soul con miembros de The Sunsay Drivers, Mamafunko, Vacazul y Muchachito Bombo Infierno, cuyos directos se han ganado una excelente fama en los últimos años.

Ejercicio de estilo Cage en el Espai d’Art

Lo del Espai d’Art Contemporani, ayer mismo por la mañana, fue una historia muy diferente: más una ‘performance’ o un experimento que una actuación musical. Su ideólogo, el músico y compositor valenciano Llorenç Barber, ya lo presentó como un “ejercicio de estilo, del estilo que John Cage ha dejado legado para trasladar el protagonismo de la música del compositor a la audiencia”. El EACC acogía la representación de ‘Castellópera’, un montaje musical que habían preparado Barber y el medio centenar de participantes en su taller de composición para músicos y no músicos ‘Ensayo general para una Castellópera. Homenaje a John Cage’.

Las campanas del propio Barber -habituales en toda su trayectoria-, acoples de un amplificador de guitarra, una máquina de coser, fraseos de piano, silbidos, aullidos, dj’s, pompas de jabón, alarmas de teléfono móvil, una televisión mal sintonizada, vasijas rotas, globos pinchados, canicas rodando, ronquidos amplificados, silencios, apagones de luz… Una amalgama de sonidos y representaciones que, alternadas y superpuestas al azar, resonaron y llenaron de desorden intencionado el Espai d’Art durante 70 minutos, mientras los asistentes iban circulando libremente por el centro cultural.          

El cronómetro fue la única partitura común entre los participantes. Durante el taller de composición de Barber cada uno de sus alumnos había elegido libremente un tercio de esos 70 minutos de representación durante el que interpretar su pieza para contribuir a la ‘performance’. Una intervención que también era de elección libre y sin tener que ajustarse a los cánones convencionales de la música, buscando elementos sorpresivos. De hecho la mayoría de los participantes llegaron con sus propios ‘instrumentos’, aunque algunos otros también utilizaron los elementos dispuestos en el EACC para la exposición ‘John Cage. Paisajes imaginarios, conciertos & Musicircus’, en la que estaba enmarcado el taller.

¿El resultado? Una representación imprevisible, llena de accidentes y desorden, totalmente abierta a la interpretación de la audiencia. Un homenaje espontáneo a la figura de John Cage y, al mismo tiempo, una mezcla de sonidos y ‘performances’ que -me da a mí- extrañó más que sugirió.