Antonio Vega deja marca

Antonio Vega, Nacha Pop y la “Chica de ayer” son de esas cosas con las que mucha gente ha tenido alguna experiencia especial y diferente. Por eso son importantes. Para algunos es puro aroma de adolescencia o juventud; los que la vivieron en los primeros 80. Para otros es un referente musical diáfano pero razonado de la música pop de este país. Ayer, escuchando Radio 3 casi todo el día, me quedé un poco pillado con el fervor de sus seguidores, llorando a lágrima viva su desaparición. Testimonios de que sus canciones han marcado a muchas personas. Diego A. Manrique ha terminado poniendo cordura con un excelente artículo en El País al respecto, “Decoradores de tumbas“.

Para mí Nacha Pop y Antonio Vega eran una referencia difusa y esquiva, mezcla de canción de garito de verano en Benicàssim que sonaba veinte veces la misma noche, fotos de Superpop y hit de Los 40. Es decir, todo de lo que huía como de la peste. Hasta que, con el tiempo, me fui quitando de los oídos esos tapones de cera amasados con prejuicios y fui descubriendo canciones. Las del primer disco, las típicas claro, porque lo son todas. Pero también otras como “Atrás” (vídeo de arriba). Canciones que tenían melodías chulísimas y que encima decían cosas, eso que en teoría le pides a todas pero sólo lo encuentras en unas pocas. Melancólicas como ellas solas. De las que marcan, sí.

Creo que no soy el único que a finales de los 80 hubiera proclamado su odio a Nacha Pop a los cuatro vientos y que en los 90 pasó de la indeferencia al respeto, para después llegar a comprarse una entrada para ver a Antonio Vega en directo. Y que ayer, escuchando las canciones que pinchaban en la radio por su muerte, se acabó dando cuenta de que, sencillamente, le gustaba. Ni de coña soy el único.

 

Pero, como decía, cada uno tiene su experiencia personal con los músicos importantes. Gran parte de culpa en ese cambio la tuvo, en un principio, el hecho de compartir local de ensayo con Malconsejo. Creo recordar que versioneaban “Miedo al terror” y Santi Campos era un fan confeso de Nacha Pop. Pero el golpe definitivo para que viera la música del madrileño con otros ojos fue en el FIB de 1999, cuando Gigolo Aunts tocaron la “Chica de ayer” en el Escenario Verde (en el vídeo de arriba, en los conciertos de Radio 3). Sonó de miedo y todos lo flipamos: un grupo pop norteamericano de referencia se rendía a los encantos de una canción hecha en Malasaña hacía veinte años. Aquello llevaba mensaje.

En mayo de 2005 fui a ver el concierto de Antonio Vega en el Auditori de Castellón. Mellado, cabizbajo, taciturno, frágil, físicamente arruinado. Pero allí estaba, con su guitarra, defendiendo hasta el último aliento sus canciones. Me conmovió. No fue un gran concierto, porque la acústica de la sala sinfónica del Auditori digamos que no es la mejor para ese tipo de actuaciones, porque a penas le aguantaba el hilo de voz. Pero las canciones resistían, parecían estar hechas para poder ser interpretadas en esas condiciones tan precarias. Me quedó buen recuerdo y después ya no quise saber nada más. El regreso de Nacha Pop lo encontré forzadísimo y me daban algo de aprensión sus últimas apariciones televisivas con su aspecto mortecino. Digamos que la noticia de ayer se veía venir. Como dice el titular del Mundo, se ha liberado de sí mismo. Y, como decía él mismo en una entrevista a Canal + inedita aparecida ahora, sus canciones son de todos.

Antonio Vega en el concierto de Nacha Pop en el Auditori de Castellón en 2007 (foto de Be Music).

Antonio Vega en el concierto de Nacha Pop en el Auditori de Castellón en 2007 (foto de Be Music).

Para acabar, una anécdota muy curiosa contada por el propio Antonio Vega en su web, que ayer me comentó un amigo en Facebook. De esas que conectan a personalidades que nunca hubieras relacionado y en la que se ve que se trataba de un tipo especial:

“A finales de los 70 y antes de que empezara con mi carrera como músico, estuve trabajando durante un tiempo en un restaurante de Cadaqués que se llamaba Persépolis. Una vez vino a comer Salvador Dalí, porque era amigo de los dueños del restaurante, y tuve la ocasión de poder hablar con él y que conociera mi música. Estuvimos charlando un rato y me invitó a una fiesta que daba en su casa al cabo de un par de semanas. Entre todos los objetos que la decoraban, había una guitarra muy vieja medio rajada. Me confesó que nunca la había tocado nadie porque simplemente le gustaba observarla. Le expliqué que a medida que se toca más una guitarra mejor suena, y que era una lástima que la tuviera así. Después de dudar durante unos instantes, la descolgó y me dijo: “Tócala”. Le toqué un par de canciones y se la devolví. La colgó, la volvió a observar y me dijo: “Te has quedado con el alma de la guitarra, pero yo con tu música. Y tienes razón: ahora se ve más bella”. Es lo más grande que me ha pasado nunca. ¡Conocer a Dalí fue acojonante!”

RECOMENDACIONES PARA ESTA SEMANA       

JUEVES 14

20.00. Teatre Municipal de Benicàssim. Ciclorama, curso de iniciación al teatro de la UJI. Representación de 7 Pecats 7 y La Génesis. Entrada libre.

20.00. Café dels Sentits. Bulevar de la UJI. Concierto del grupo pop de la Vall d’Uixó The Last Band. Entrada libre.

22.30. Black Note Café de Onda (C/ Alzira, 6). ‘Live set’ de Heezen. Electroacústica, acusmática y cintas de cassete. Entrada libre.

23.30. Pub Terra. Actuación de la banda rock castellonense Motel. Entrada libre.

VIERNES 15

20.00. Sala Four Seasons. Concierto del grupo madrileño de pop alternativo Underwater Tea Party. Entrada: 8 euros (anticipadas en Spoonful y Four Seasons).

20.00. Sala Veneno Stereo. Concierto del grupo italo-germano de punk-rock garagero Subwoofer Testing Days y los alicantinos The Harry Sons.

22.30. Teatre Municipal de Benicàssim. Ciclorama, curso de iniciación al teatro de la UJI. Representación del concierto teatralizado Moby Disc, una obra de L’Horta Teatre dentro del Projecte Alcover. Entrada: 3 euros.

00.00. Sala Japan de Vila-real. Concierto del grupo británico de rock’n’roll garagero The Jim Jones Revue. Entrada: 12 euros (anticipadas en la papelería Sarthou de Vila-real, C/ Torrehermosa, 41). Muy recomendable; este concierto tiene pinta de que vaya a ser la bomba.

SÁBADO 16

20.00. Sala Veneno Stereo. Concierto del grupo barcelonés de rock y bluegrass Junior Mackenzie.

21.00. Teatre Principal de Castelló. XIII Convocatoria Nacional de Danza. También el domingo 17 a las 21.30.

22.00. Sala Van Van. Ciclo Ricoamor. Concierto del ‘crooner’ mariachi con pasado punk (Zeros) El Vez. Entrada: 18 euros anticipada (Spoonful, Medicinales y Four Seasons) y 20 euros en taquilla. Otro conciertazo de los que apetecen para este fin de semana.

DOMINGO 17

20.00. Sala Veneno Stereo. Ciclo Sons. Concierto de música experimental y folk instrumental a cargo del danés Peter Broderick, el irlandés Cian Nugent y el alemán Nils Frahm. Entrada: 5 euros.

  • Calendario

    • mayo 2017
      L M X J V S D
      « May    
      1234567
      891011121314
      15161718192021
      22232425262728
      293031  
  • Buscar