El día que The Fuzztones tocaron en Castellón

Un veterano aficionado a la música ‘underground’ me enseñó después del concierto una entrada de una actuación de 1987 con cara de “no ha sido lo mismo, pero no ha estado nada mal”. La llevaba para que se la firmaran. Anoche, entre el público del Four Seasons -lleno hasta los topes- había bastante gente que los había visto en aquella gira (los menos), en la de los primeros 90 y en la de 2003. Había ganas. Ambiente de concierto especial. Los Fuzztones en Castellón; quién lo iba a decir hace diez, quince años.

Era su sexto concierto en siete días. Su líder, Rudi Protrudi, tiene 58 años y su voz estaba algo cascada. El batería, Rob Louwres (presentado en el MySpace como “primitive drums & excessive alcohol consumption”), iba algo pasado de vueltas. Las guitarras, la Phantom y la Gibson, apenas se oían. Por momentos, sólo se escuchaba el órgano, afiladísimo, y el saxo. A pesar de todo eso, el concierto de The Fuzztones en el Four Seasons valió la pena.

Valió la pena escuchar todo ese torrente garagero y siniestro, salvajemente rock, de voz de uno de sus genuinos precursores. Y no solamente por fetichismo. Uno de los grupos que muchos mitificamos en los 80 y los 90 y que, se permiten presentar un disco nuevo, ‘Horny as hell’, algunas de cuyas canciones sonaron tremendas, como “Garden of my Mind“. Por no mencionar algunos de los clásicos que cayeron en la segunda parte del concierto.

Y, por esas conexiones que se dan a veces, el Four Seasons se permitió el lujo de ser escenario de un tributo de The Fuzztones al recientemente desaparecido Lux Interior, con una versión del “Human Fly” de The Cramps (vídeo de abajo) que hizo saltar chispas entre el público. Dos históricos de la escena ‘underground’ de las dos costas norteamericanas de los 80 de alguna forma presentes y unidos, por un momento, en Castellón. A estas alturas, y con el tute de gira que llevan, se le puede pedir poco más a Rudi Protrudi.

Los Suspiros, anunciados como teloneros en el cartel, no comparecieron. The Fuzztones actúan esta noche en Bilbao, mañana sábado en Portonovo, el domingo en Ponferrada, el lunes en Oporto y el martes 10 en Barcelona.

The Fuzztones. La esencia del garage

The Fuzztones actúan mañana en Castellón. ¿Suena bien, verdad? Algunos todavía recuerdan un concierto de los neoyorquinos en la sala Arena de Valencia, a principios de los 90. Volvieron a pasar de largo a principios de siglo, pero esta vez, dentro de las diez fechas de su gira española, hacen parada en el Four Seasons. Esperemos que no sea demasiado tarde, ya que la única crónica que he encontrado en internet de los conciertos que están haciendo ahora, la del sábado pasado en Granada a cargo de Enrique Novi para IndyRock, no es excesivamente elogiosa.

Lo cierto es que vienen con disco recién editado, ‘Horny as hell’, y novedades en la formación, aunque el cantante y guitarrista Rudi Protrudi, sigue siendo el alma del grupo. Presentan canciones nuevas, aunque lo suyo siempre han sido las versiones de grupos de los 60, como The Sonics (ambos vídeos, el de abajo en el White Trash Fast Food de Berlín el año pasado). Y por lo visto las siguen clavando. De hecho, lo que les dio a conocer a nivel mundial desde el CBGB de Nueva York a mediados de los 80 fue la recuperación de la saturación guitarrera del pedal ‘fuzzbox’, de la psicodelia, del Hammond bien aporreado. Ese sonido salvaje, garagero, zombi y cavernícola que, junto con el de los Cramps del recientemente desaparecido Lux Interior, tanto gustito nos dio.

El concierto de mañana jueves tiene un componente claro de nostalgia. Sería una gilipollez negarlo. The Fuzztones es un grupo influyente e histórico en la escena ‘underground’, pero para muchos también es una de las camisetas más típicas de nuestra adolescencia (con el logo de abajo: una calavera sostenida por dos guitarras Phantom con los mástiles cruzados) y un disco que muchos compramos de saldo en Pryca, ‘Live in Europe’. Más que un grupo, como los Cramps, eran casi un icono garagero.

fuzztones_midnight1

Y es que su trayectoria discográfica, aunque cuenta con títulos como el reconocido ‘Lysergic Emanations’, siempre fue bastante errática, diseminada en multitud de sellos y recopilatorios europeos y norteamericanos.  Siempre han sido una banda de directo, de la escuela de los Ramones y de Iggy Pop, y para esta nueva aventura Rudi Protudi se ha vuelto a rodear de músicos de las formaciones clásicas y de otros proecdentes de grupos legendarios como The Bonniwell Music Machine

The Fuzztones serán teloneados por la banda garagera de Valencia Los Suspiros y, después de haber actuado en Sevilla, Granada, Valladolid, Madrid y Valencia (hoy), todavía les quedan fechas en Bilbao, Ponferrada y Barcelona tras su paso por Castellón. 

Jueves 5. 20.00. Sala Four Seasons. Concierto de The Fuzztones, taloneados por los valencianos Los Suspiros. Entradas: 15 euros (las anticipadas agotadas, sólo quedan 15 disponibles en taquilla a partir de las 19.00).

(Por cierto, no puedo dejar de recomendar el ‘celebrities’ de Muchachada Nui de hoy dedicado a Nacho Cano y el repasón que le dieron la semana pasada a unos cuantos clásicos del pop-rock nacional. Este año están que se salen).