El Brujo, Sancho y Quijote

El Brujo interpreta \'Los Misterios del Quijote o el ingenioso caballero de la Palabra\', en una imagen promocional de su web.

Esta noche no me pierdo a El Brujo porque ya me lo he perdido demasiadas veces y tengo la certeza de que será toda una experiencia. Después de casi dos años de gira ‘Los Misterios del Quijote o el ingenioso caballero de la Palabra’ llega al Teatro Principal de Castellón. Se trata de un monólogo en el que Rafael Álvarez interpreta al mismo tiempo a Quijote y a Sancho, como dos caras de la misma moneda para reflexionar sobre temas universales, algunos de ellos con pinceladas de rabiosa actualidad. Me he empapado en su web, de reseñas de periódicos nacionales, de las previas que han salido estos días en los medios de Castellón… y me quedo con la crítica de Javier Vallejo para El País, publicada cuando se representaba en el Teatro Infanta Isabel de Madrid en 2006. Es perfecta para hacer ganas y es la que más habla sobre el trasfondo de la obra. Sólo un extracto del final:

<<(…) improvisa sin cesar: he visto dos funciones, y lo igual lo hace distinto. Hoy arranca carcajadas donde nadie se rió ayer. En una función, logró que los espectadores nos sintiéramos como en casa de un amigo. En el clímax, suena un teléfono móvil. “Si es para mí, no me puedo poner. Si es para usted, cójalo… ¡Pero no retransmita todo el espectáculo!”>>.

Según el propio Rafael Álvarez, esta obra es una continuación natural de su aclamado ‘Lazarillo de Tormes’, que también pasó por Castellón. En un breve escrito sobre la obra -también muy recomendable para hacer ganas- El Brujo explica las dificultades de abordar un monólogo interpretando a dos personajes tan diferenciados como Quijote y Sancho y hace una reflexión sobre el trasfondo místico de esta obra con apariencia de comedia.

21.00. Teatro Principal. Cicle Monòl·legs al Principal. El Brujo interpreta ‘Los Misterios del Quijote o el ingenioso caballero de la Palabra’,  obra del propio Rafael Álvarez, con la colaboración literaria de Emilio Pascual y basada en el clásico de Miguel de Cervantes ‘Don Quijote de La Mancha’. Entrada: 18 y 20 euros.

Anuncios

Solo

Ayer fui solo al Auditori. Saqué la entrada solo. Me senté solo (e incómodo, en el palco lateral). Salvo a un amigo que saludé en el descanso y un antiguo profesor del Instituto no conocía a nadie entre el público, supongo que habitual del Abono. En el escenario sólo había un elegante piano de cola negro. Sólo apareció un músico, el joven pianista francés Cédric Tiberghien. Y lo llenó todo. Imposible sentirse solo. Con piezas cuidadosamente elegidas de Bach (Partita nº 2 en Do menor), Mozart (Fantasía en Do menor y Sonata nº 14 en Do menor) y Beethoven (Seis variaciones sobre un tema original en Fa mayor, Op. 34 y Sonata nº 32 en Do menor, Op. 111) que, creadas en los siglos XVIII y XIX, ayer sonaron vigentes, contundentes y evocadoras en la Sala Sinfónica del Auditori.

La solemnidad de Tiberghien tocando el piano conmueve. Es como una liturgia del perfeccionismo, en la ejecución, el rigor, el equilibrio, el dominio de los distintos tiempos e intensidades (en especial en la segunda pieza de Beethoven), de los silencios… Pura elegancia y sensibilidad. Tengo que ir más a los conciertos que organiza la Sociedad Filarmónica de Castellón, que ya lleva más de mil desde hace 85 años. Ya me lo dice el amigo que saludé en el descanso.